Tratamientos

Aquí podrás encontrar todo lo relacionado con nuestros tratamientos ...

Embarazo

La fisioterapia y la osteopatía  ayudan al embarazo, durante tres fases.

¡Queréis ser padres!, lo tenéis claro.  Esto es lo más importante a la hora de afrontar esta aventura, que produce tanta , ilusión, curiosidad, temor y satisfacción.

Es una gran responsabilidad , pero vosotros estáis preparados. Todos vuestros esfuerzos apuntan en esa dirección.  Por eso habéis decidido hacer todo lo posible para que este dulce momento sea lo más natural, agradable y maravilloso posible.

 

Con mis tratamientos podréis conseguir:

  • Para la futura mamá: tu útero, al igual que el resto de órganos que intervienen en la fecundación y gestación consiguen mejor libertad de movimiento fisiológico lo que implica menos restricciones y mayor posibilidad de embarazo.
  • Eliminar tensión en diferentes zonas de tu cuerpo.
  • Mejoras la circulación e irrigación de tus órganos reproductores, y favoreces la implantación y desarrollo del embrión
  • Para el futuro papá: Mejoras la circulación y el movimiento fisiológico de tu zona pélvica y de los órganos reproductores.
  • Si estáis en un tratamiento de fertilidad, también podéis usar la osteopatía y fisioterapia  y conseguir mejores resultados.


¡Estás embarazada, enhorabuena!

Estás experimentando un montón de cambios en tu cuerpo. Poco a poco tu vientre crece para llevar durante 9 meses a esa criaturita que día a día va creciendo y que no paras de imaginar. ¡Es muy emocionante!

Tal vez no hayas experimentado grandes molestias o por el contrario los cambios se han dado de manera tan rápida que tu cuerpo no ha podido asimilarlo. Náuseas, mareos, vómitos son sólo algunos de los síntomas que te hacen pesado y cansado tu día a día.

Tanto si estás iniciando tu embarazo como si ya estás en una etapa avanzada, la fisioterapia y especialmente la osteopatía te ayudan a adaptarte sin problema a los cambios en cada etapa de tu embarazo.

Estarás tranquila y segura porque las técnicas que recibes son muy suaves y no implican ningún riesgo para ti o tu bebé.

Las madres o futuras madres que siguen un tratamiento osteopático pueden vivir y disfrutar plenamente de todo su embarazo. Evitan molestias y dolores que agotan y pueden llegar a consumir mucha energía.

Puedes recurrir a mis tratamientos osteopáticos, si experimentas uno o varios de los siguientes problemas.

  • Dolores/molestias de espalda.
  • Ciática. Dolor que baja por toda la pierna.
  • Dolores/molestias musculares.
  • Molestias al respirar. Dolor cuando intentas coger aire.
  • Reflujo – ardor de estómago.
  • Náuseas.
  • Estreñimiento.
  • Hinchazón de piernas.
  • Varices vulvares.
He tratado a muchas embarazadas y es muy satisfactorio poder ver que su embarazo ha sido pleno y feliz. Es una etapa que debe ser vivida con toda la tranquilidad y seguridad.
Aún recuerdo los tratamientos que hice a mi esposa y su cara llena de amor y felicidad cuando por fin tuvo a nuestro primer hijo en sus brazos.  Creo que no hay nada en este mundo comparable con lo que pude sentir ese soleado día de enero.
Te deseo un embarazo lleno de tranquilidad, pleno y feliz.


Ya tienes a tu hijo en tus brazos.  Parece que fue ayer que empezaste tu embarazo  y ahora le estás dando de mamar. ¡Es una experiencia maravillosa!

Han pasado algunos meses y aunque estás feliz con tu hijo,  estás cansada y con molestias en algunas partes de tu cuerpo. Os estáis adaptando el uno al otro y poco a poco  todo se va volviendo más fácil y natural. Lo estáis haciendo muy bien.

Ahora todo tu tiempo y tu atención son para tu pequeño. Aún así puedes buscar un momento para centrarte en ti y mejorar molestias o dolores que han quedado y que te impiden descansar y aprovechar mejor esas horas de sueño que tanto echas de menos.

Esto es lo que puedes conseguir cuando usas mis tratamientos.

  • Eliminar tu dolor de cuello,  lumbares o de espalda.
  • Eliminar molestias o dolor en zona pélvica y genital.
  • Tratar las cicatrices dolorosas o molestas, si las hubiese (cesárea o episiotomía).
  • Mejorar la Incontinencia urinaria o eliminar dolor durante las relaciones sexuales, si los hubiese.
  • Aliviar y descargar tu espalda, brazos, muñecas o cervicales. Todo ello producido por el peso de tu hijo en tu regazo mientras le   dar de mamar.
Muchas madres pasan por mi consulta para tratar este tipo de molestias. Saben que para construir un vínculo sano y feliz con su familia, es necesario dedicar un tiempo para cuidarse y recuperar el bienestar….

Embarazo