Tratamientos

Aquí podrás encontrar todo lo relacionado con nuestros tratamientos ...

Dolor de espalda y cuello

El dolor de cuello o de espalda puede ser tan irritante y pesado, que  puede llegar a impedir hacer tus actividades diarias y generarte un cansancio físico y mental.

Aunque probablemente tienes una idea de donde proviene tu dolor, me gustaría comentarte  algunas de las causas más comunes del dolor de espalda o cuello.

  • Pasas demasiado tiempo de pie  sentado.
  • Levantas demasiado peso.
  • Tienes poca flexibilidad.
  • Tienes debilidad muscular.
  •  Embarazo.
  • Sufres de estreñimiento, colon irritable o dolor menstrual.
  • Tienes disfunciones  a nivel torácico, pelvis y piernas.
  • Has sufrido una caída o accidente reciente,  o incluso hace muchos años.

Existen otras causas más complejas del dolor de espalda como hernias discales, fracturas, infecciones etc. Es ideal que tengas una detallada exploración clínica,  para poder  diferenciar el origen del dolor y poder adaptar el tratamiento a tu caso concreto,  o poder derivarte al profesional de la salud adecuado.

¿Como puedo ayudarte? 

  • Mejorando la movilidad de tus articulaciones.
  • Reduciendo la tensión muscular, inflamación e irritación nerviosa.
  • Mejorando el aporte sanguíneo de la zona.
  • Reduciendo la duración y ayudando a prevenir futuros episodios de dolor.
  • Brindando consejos para mejorar la postura, ejercicios y estiramientos.
  • Orientándote sobre como mejorar tus pautas en cuanto a ergonomía (postura, manera de sentarse, de levantar peso, de realizar gestos concretos o de dormir).
  • Orientando en cuanto a alimentación, hidratación, y ejercicio.
  • Trabajando en conjunción con las pautas indicadas por tu médico.
  • Derivándote a los profesionales indicados cuando sea necesario.

Cómo puedes mantener tu espalda sana:

  • Evita el sedentarismo.
  • Camina para mejorar la movilidad y hacer ejercicio diario. El yoga, el Tai chi o el Pilates mantienen tu espalda fuerte y flexible.
  • Bebe agua a menudo para mantener tu columna mas móvil.
  • En trabajos duros y repetitivos, cambia el ritmo, haz pausas y estira.
  • Ten cuidado al levantar objetos pesados.
  • Visita regularmente al tu osteópata o fisioterapeuta durante el embarazo y la lactancia.
  • Asegúrate de dormir en un buen colchón.
  • Procura que tus niños no lleven mochilas muy pesadas o pasen demasiado tiempo frente al ordenador o la televisión.
  • Evita el estrés ya que tensa tus músculos y vuelve tu espalda más rígida.

Si consideras oportuno también puedes pedir cita y venir a mi consulta…