Tratamientos

Aquí podrás encontrar todo lo relacionado con nuestros tratamientos ...

Ciática

La ciática es un síndrome doloroso causado por la compresión o irritación del nervio ciático que se manifiesta en los glúteos o a lo largo de la parte posterior de la pierna.
Los siguientes síntomas se pueden dar de manera individual o se pueden presentar conjuntamente: dolor en los glúteos o que baja por la parte posterior de la pierna, debilidad muscular, sensación de adormecimiento, pinchazos, hormigueo y dificultad para mover o manejar la pierna.

Normalmente se nota en una sola pierna y el dolor puede variar desde un dolor sordo hasta un dolor incapacitante e insoportable. Generalmente la gente que tiene ciática nota los síntomas durante todo el día y estos pueden variar dependiendo de la hora, los movimientos que realice, o las actividades que la persona haya realizado.

El dolor asociado al nervio ciático puede estar causado por varias motivos:

  • Hernia discal en la zona lumbar.
  • Osteofitos en la columna.
  • Artritis en la zona lumbar o cadera.
  • Rigidez o tensión de la musculatura glútea.
  • Traumatismos en la zona lumbar.
  • Embarazo: debido a las alteraciones y cambios mecánicos de la pelvis y la zona lumbar a medida que el bebe crece y se desarrolla.

La osteopatía puede ayudarle a mejorar los síntomas. El tratamiento osteopático incluirá un completo y detallado examen músculo-esquelético que permite determinar la causa del dolor.

Posteriormente se tratarán las articulaciones afectadas, los músculos, ligamentos, tendones u órganos para reducir la presión en el nervio ciático. Todo esto mediante técnicas manuales adaptadas específicamente a cada persona.

La ciática a menudo se resuelve rápidamente apoyándose de unas buenas pautas y ejercicios que pueden hacerse fácilmente en casa.

El yoga o el pilates aumentan la flexibilidad y fortaleza de los músculos de la espalda lo que incide de forma positiva en el tratamiento y mejoría del dolor.

Es importante mantener una buena postura mientras se esté de pie o sentado y procurar no pasar periodos largos de tiempo en estas posturas porque puede agravar el problema.