Bienvenido a nuestro Blog

Asegura tu dosis diaria de vitamina D.

 

 

En el artículo anterior veíamos la importancia de la Vitamina D y muchas de las funciones que cumple y que tal vez no conocíamos.

Hoy, queremos hablar de los principales grupos que pueden presentar deficiencia en esta vitamina, y tambíen algunas pautas para poder restablecer nuestros niveles de vitaina D.
Existen grupos que por diferentes circunstancias son mas propensos a tener deficiencia.
Estos grupos son

  • Personas con enfermedades digestivas crónicas, debido a la dificultad en la absorción.
  • Personas que viven en ciudades muy contaminadas donde la propia contaminación no deja pasar los rayos ultravioleta para sintetizar la vitamina..
  • Los adolescentes suelen presentar índices bajos en esta vitamina.
  • Personas con sobrepeso u obesas.
  • Bebés prematuros.
  • Niños y personas de la tercera edad.
  • Niños con enfermedades renales
  • Personas con cáncer. Especialmente cáncer de pulmón.
  • Pacientes con osteoartritis de cadera y rodilla, preparados para cirugía
  • Personas que viven en países con poca luz solar
  • Mujeres que consumen anticonceptivos orales

Es importante señalar que las pieles mas oscuras tienen menos capacidad para sintetizar la vitamina D.  Por tanto necesitan más exposición solar o en su caso mayor suplementación.

 

¿Que podemos hacer?

Una exposición a los rayos solares entre 2 o 3 veces a la semana de  brazos y piernas, brazos y cara o simplemente las manos durante 10 a 15 minutos, sería suficiente para sintetizar la vitamina durante los meses de verano.

Se puede consultar al médico de cabecera la posibilidad de suplementación de vitamina D, durante la primavera y el invierno.

Aunque cada vez más se es consciente de que a través de la dieta es muy difícil llegar a las unidades diarias recomendadas,  podemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en vitamina D, como los pescados azules y las setas.  Alimentos como Aceite de hígado de bacalao, salmón, bonito, caballa, atún, congrio, jurel, palometa, arenques , seta shiitake, cereales fortificados, lácteos fortificados contienen vitamina D.

La sociedad Española de Endocrinología y Nutrición en su revista clínica sugiere la siguiente ingesta diaria para alcanzar un nivel máximo de salud ósea.